Triple triunfo de Porsche en las 24 Horas de Le Mans

El triple triunfo de Porsche en las 24 Horas de Le Mans llegó tras una agitada carrera donde el Porsche 919 Hybrid del alemán Timo Bernhard y los neozelandeses Earl Bamber y Brendon Hartley, se quedaron sin tracción en el eje delantero, por lo que se tuvo que entrar a los pits y los mecánicos estuvieron trabajando en él durante una hora y cinco minutos. El vehículo regresó a la pista en la posición 56, con 18 vueltas perdidas (245 kilómetros atrás del líder). Pero hubo tal cantidad de cambios impredecibles durante la edición 85 de la mítica carrera que ocurrió algo que se pensaba imposible: el trío consiguió pasar de la penúltima posición a la victoria absoluta. Para Porsche, la marca que tiene el récord de triunfos en Le Mans, esta fue su victoria absoluta número 19 en la prueba de resistencia francesa.

Esta fue la segunda victoria total en Le Mans para Earl Bamber al volante del Porsche 919 Hybrid. También para Timo Bernhard esta es la segunda ocasión que consigue la victoria en dicha carrera. Por su parte, Hartley tuvo una mejora constante durante su revelo múltiple y después de 367 giros, pudo cruzar la bandera de cuadros que lo llevo a la victoria .

Los pilotos del Porsche 919 Hybrid número 2, declararon:

Earl Bamber (26 años, Nueva Zelanda): “No puedo creer cómo hemos logrado esto después de haber estado al final del pelotón tras una hora en boxes. Tanto Brendon como Timo han formado parte del programa Porsche LMP desde el principio y este triunfo se lo debemos a nuestra gente del pit. Sin su duro trabajo no hubiéramos podido regresar a la pista, por lo que esta victoria es para ellos”.

Timo Bernhard (36 años, Alemania): “Parece surrealista. Cuando me uní a Porsche como piloto júnior, en 1999, fui desarrollando cuidadosamente el sueño de que, quizá, un día tendría la oportunidad de pelear por la victoria absoluta en Le Mans. Esperaba ser lo suficientemente bueno para realmente lograrlo un día. Ahora, 18 años después, lo hemos conseguido juntos. La última vuelta ha sido muy emocionante para mí. Me llevará algo de tiempo asimilar lo que ha ocurrido”.

Brendon Hartley (27 años, Nueva Zelanda): “Le Mans es una carrera de locos. Los mecánicos trabajaron increíblemente duro el sábado por la tarde para tener el auto reparado en un tiempo rapidísimo y, desde ese momento, Timo, Earl y yo, junto con nuestros ingenieros, hemos estado apretando fuerte, al cien por ciento cada segundo, y esperábamos desesperadamente que nuestros esfuerzos tuvieran alguna recompensa”.

 

 

Share:
Contacts:
Posted by: Redacción on

Leave a Reply