Carlos Ghosn habla de la Alianza Renault-Nissan y Mitsubishi

Carlos Ghosn, presidente del Consejo Directivo de la Alianza Renault-Nissan y Mitsubishi, tuvo una sesión de preguntas y respuestas con cientos de estudiantes universitarios de negocios en Tailandia con el fin de compartir su área de especialidad.

Ghosn tiene actualmente 63 años, nació en Brasil, creció en Líbano y recibió educación en Francia. Se denomina a sí mismo como un “ciudadano del mundo”, y le han llamado “el hombre de Davos”, un sobrenombre que se designa a las élites transfronterizas y posnacionales que migran cada año al Foro Económico Mundial que se realiza en Suiza. Ghosn representa a esta grupo en su forma más pura.

“Siempre estoy al pendiente de los indicadores del negocio”, comenta Ghosn, “Producción, utilidades, crecimiento, es decir, los resultados de la empresa”.

Foto 3_

Un hombre en su posición, señala Ghosn, cambia el mundo creando oportunidades por medio de la globalización, la cual describe como una ley de la naturaleza que es finalmente benevolente. Nadie puede negar esta verdad: ninguna fuerza en la historia ha logrado un mayor bien económico o social que el flujo de bienes, dinero y cultura que da la vuelta al mundo.

Fue el año pasado cuando Osamu Masuko, CEO de Mitsubishi Motors, propuso la integración de MitsubishiNissan y Renault, a lo que Ghosn inmediatamente aceptó y tomó el control inmediato de una parte de las acciones.

Cuando Mitsubishi se unió a la Alianza, Ghosn trató de asegurarles a los trabajadores de la compañía en Indonesia que la marca no se diluiría por unir sus fuerzas con Renault y Nissan. Las compañías combinarán operaciones de compras, compartirán plataformas básicas y emprenderán acciones de manufactura conjunta entre marcas. Sin embargo, la identidad de Mitsubishi, así como elementos en su diseño reconocibles para sus clientes y los colaboradores, los cuales constituyen su espíritu, permanecerán distintos e intactos, aseguró Ghosn.

Foto 2_ (1)

“Mantener la identidad de cada marca es muy fácil, esto nunca ha representado una preocupación para mí. Esta era una de las preguntas más frecuentes que tenía cuando comencé la Alianza. La gente decía: ‘Es la misma plataforma, las mismas tecnologías, así que seguramente el vehículo Renault se verá como un vehículo Nissan’. Después de 17 años, los vehículos de Renault siguen siendo muy diferentes a los de Nissan”, explica Ghosn.

La alianza Renault-Nissan alcanzó la tercera posición como el grupo automotriz más importante del mundo en los primeros cinco meses del 2017. Sus ventas incrementaron un 9 por ciento a 3.8 millones de vehículos y camiones vendidos alrededor del mundo.

Ghosn ha confesado tener particular interés en el Imperio Romano. En este sentido, cuando visualiza el futuro de la Alianza, habla acerca de un imperio de negocios basado en la inclusión, que puede mantener su poder a través de la expansión y añadiendo cada vez más empresas al grupo, aprovechando la tendencia natural del mundo hacia la consolidación y el crecimiento.

“Todos los grandes imperios: el Romano, el Griego o el Otomano, tuvieron un fin, pero también compartieron un elemento en común: la fuerza inevitable de la globalización fue la que les dio su poder, y se sostuvieron en ella lo más que pudieron. Yo haré lo mismo por la Alianza”, finalizó Ghosn.

Share:
Contacts:
Posted by: Redacción on

Leave a Reply