El Driving Performance ha llegado a la categoría GT4

Mercedes-AMG lanzó un vehículo de competencia que busca hacerse lugar en una creciente categoría para el segmento del Customer Racing. Este promete combinar el innovador y excepcional Mercedes-AMG GT R, con habitabilidad y confort en las carreras.

Los equipos cliente recibirán a finales del año sus unidades listas para competir, las cuales fueron sometidas a exhaustivas pruebas que demostraron su verdadero potencial. El recién llegado a la familia AMG GT, es una referencia en seguridad, desempeño y ergonomía. De cualquier manera, no se olvida del desempeño, por lo cual se acopla una caja secuencial de 6 velocidades sacada de su hermano mayor, el GT3. Con el tradicional motor V8 Biturbo de 4.0 litros, generando imponentes 510 HP y 600Nm, el auto de carreras es también sumamente veloz y deportivo. Se busca tener características de manejo de lo más precisas, por lo cual se monta una suspensión que retroalimenta al conductor continua y claramente. Junto con una dirección ágil y precisa, así como excelente tracción, la confianza del piloto en su bólido es instantánea y total.

La seguridad es un tema primordial para el coupé, por lo que se incorporó un rollcage de acero que va fijo a la estructura de aluminio, así como una célula de seguridad enteramente en fibra de carbono, que cumple con los más altos estándares de la FIA. Igualmente, el innovador diseño ofrece la más alta seguridad para los hombros, caderas y piernas del conductor, además de contar con una escotilla de extracción en el techo y un avanzado sistema para extinguir fuego.

De esta manera, siguen creciendo los triunfos y categorías que abarca Mercedes-AMG, celebrando de la mejor forma medio siglo de “Driving Performance”. El sueño de los dos visionarios ingenieros que crearon esta icónica marca, sinónimo de alto desempeño, cada día escala más y deja claro que la marca de la estrella seguirá creciendo y ofreciendo “lo mejor o nada”.

Share:
Contacts:
Posted by: Redacción on

Leave a Reply