General Motors crea Cruise AV, el primer vehículo de producción de conducción autónoma

General Motors ha presentado una Petición de Seguridad ante el Departamento de Movilidad de Estados Unidos con el fin de popularizar la cuarta generación de Cruise AV, el primer vehículo de conducción autónoma diseñado para operar de manera segura por sí mismo; sin conductor, volante, pedales, ni controles manuales.

En dicho documento se plasma la visión de un mundo con cero colisiones para salvar vidas, cero emisiones para dejar a las próximas generaciones un mejor planeta y cero congestionamientos que ayuden a los clientes a recuperar tiempo de calidad; además, recalca su misión por cumplir lo antes mencionado con la producción de vehículos eléctricos que sean autónomos y que cambien drásticamente el planeta.

Cuenta con avanzados sistemas y sensores con la capacidad de ver el entorno en 360°, tanto de día como de noche. Además, está diseñado para identificar peatones o cualquier objeto que se cruce en su camino repentinamente y responder en consecuencia. Puede maniobrar a través de conos, ceder el paso a vehículos de emergencia y reaccionar para evitar colisiones.

Actualmente Cruise AV cuenta con una flota de prueba que crece día con día, y cada vehículo contribuye a una base de conocimiento compartida para que cada vehículo pueda aprender de las experiencias colectivas de toda la flota.

Existen tres elementos clave para que el vehículo funcione: Percepción, Planeación y Control.

Percepción: ayuda a que el vehículo de conducción autónoma “vea” utilizando sensores que monitorean el entorno. Los sensores alimentan con información a la computadora que se combina con un mapa de datos de alta definición. Los objetos se detectan y se clasifican, la computadora los modela en tercera dimensión y puede predecir su movimiento, como en el caso de peatones u otros vehículos. Para que las funciones de Percepción operen, el vehículo tiene 5 LiDARs (sensores láser de alta precisión que detectan objetos fijos y en movimiento), 16 cámaras y 21 radares.

Planeación: Esta función determina el comportamiento que se desea del vehículo. Revisa las señales de tránsito, planea rutas para que el camino sea eficiente y lleva el vehículo sólo por las calles que tienen estas capacidades.

Control: Esta función implementa lo que la función de Planeación dicta, es la que pone en marcha o frena al vehículo. Los clientes utilizarán una aplicación móvil para solicitar un viaje, al igual que hoy en día usan el servicio de viaje compartido. La única diferencia es que los clientes controlarán la experiencia. El clima personalizado y la configuración de la estación de radio se enviarán al vehículo antes de que accedan a su viaje. El vehículo llegará a la ubicación del cliente para recogerlo y transportarlo al destino deseado.

Dentro del vehículo, los pasajeros encontrarán tabletas con pantalla táctil para acceder a información de estado en tiempo real sobre el viaje. Las tabletas también recordarán a los pasajeros cerrar todas las puertas y abrocharse los cinturones de seguridad. Para comunicarse con el personal de soporte, los pasajeros tendrán la opción de presionar un botón y hacerlo, y habrá otro específicamente por si quieren terminar el viaje debido a una emergencia. El personal de soporte también puede iniciar contacto con los pasajeros del vehículo en ciertas circunstancias donde se necesite ayuda, o si un pasajero olvida un artículo en el vehículo después del viaje.

The Cruise AV is designed to operate safely on its own, with no driver, steering wheel, pedals or other manual controls when it goes on the road in 2019.

Los vehículos autónomos de GM tienen el potencial de reducir los accidentes de vehículos y salvar vidas, reducir las emisiones, el tráfico y ahorrar tiempo, además de hacer que el transporte sea más accesible para más personas, haciendo posible la visión de General Motors: un mundo con cero colisiones, cero emisiones y cero congestionamientos.

Share:
Contacts:
Posted by: Redacción on

Leave a Reply