El nuevo Volkswagen Touareg estrena un innovador sistema de iluminación

El nuevo Volkswagen Touareg cuenta los faros delanteros tipo LED Matrix desarrollados en conjunto con HELLA, estos son unos de los más potentes del mercado ya que brindan distribución de luz sumamente óptima y precisa, que destacan por aumentar considerablemente los aspectos de seguridad y comodidad, en el sentido de que posibilitan al conductor el reconocimiento de importantes detalles en el camino así como obstáculos en la noche, desde mucho antes y con más claridad.

Estos faros delanteros funcionan con LEDs (diodos emisores de luz) controlados individualmente, mismos que se funden respectivamente en una matriz de puntos de luz en los módulos de luz de cruce y de carretera. Según la situación, estos LEDs se controlan individualmente. La luz de cruce se forma por una matriz de 48 LEDs dispuestos en un tablero de circuito común, mientras que la luz alta viene equipada con 27 LEDs. Estos 75 LEDs de ambos tipos de luces forman la luz matricial adaptativa. 53 LEDs adicionales aseguran que las funciones de iluminación, al igual que la luz delante del vehículo, las luces de curvas y las de uso diurno, así como las luces de posición y los indicadores de dirección, puedan mostrarse. En total, en el nuevo SUV Touareg se utilizarán 256 diodos emisores de luz en la parte delantera.

El funcionamiento de estas luces se basa en  las señales de la cámara frontal, así como en los datos de la tarjeta digital y las coordenadas de la unidad GPS.  Los parámetros actuales del vehículo, como el ángulo de giro y la velocidad, también entran en el proceso y la combinación de estos datos resulta en la iluminación idónea tipo LED de la carretera y sus alrededores.

En el Touareg, lo anterior viene plenamente automatizado por medio de Dynamic Light Assist: los faros delanteros tipo LED Matrix no solamente se encienden y apagan independientemente, sino que ajustan la luz a su entorno, topografía y situación de tráfico correspondiente. Mediante una variedad de señales distintas, el auto reconoce si está en la ciudad, si conduce en una calle solitaria, en una autopista o en carretera, y dónde pueden ir circulando otros vehículos en el camino. La operación altamente precisa de los faros en todo el entorno jamás genera luces demasiado resplandecientes. Así, el conductor en momentos contará con el respaldo de la mejor iluminación posible sin molestar a otras personas. Igualmente, el sistema evita que los mismos conductores del automóvil queden deslumbrados si llegan a iluminar algún letrero de las distintas señales de tráfico, ya que la luz basada en cámaras también reacciona a las señales, para las cuales oscurecerá los LEDs temporalmente. Incluso los reflejos causados por la lluvia en las carreteras se notan y reducen.

Share:
Contacts:
Posted by: Redacción on

Leave a Reply