El piloto de Audi, Lucas di Grassi, es el nuevo campeón de la Formula E

Lucas di Grassi, piloto de Audi, se ha coronado campeón mundial de la Fórmula E, tras liderar dos carreras en Montreal, Canadá, y asegurar el título con la séptima plaza conseguida en la carrera del pasado 30 de agosto.

El piloto al lado de su compañero Daniel Abt, partieron desde la tercera fila en la parrilla de salida, mientras que el principal rival de di Grassi por el título, Sébastian Buemi, lo hacía en la posición 14. Tras una fase inicial de carrera muy turbulenta, di Grassi y Abt cayeron a las posiciones novena y décima, pero gracias a una inteligente gestión de la energía de sus monoplazas se colocaron en las posiciones séptima y sexta respectivamente, lo que permitió a di Grassi asegurar el título y también el subcampeonato para el ABT Schaeffler Audi Sport en la clasificación por equipos.

“Hoy ha sido el mejor día de mi carrera”, confesó el nuevo Campeón de la Fórmula E al finalizar la prueba. “He creído en la Fórmula E desde el primer momento porque el mundo, incluyendo la competición automovilística, está cambiando. Hace tres años ganamos la primera carrera de la Fórmula E en Pekín y ahora hemos conseguido el título. ABT Sportsline, Schaeffler y Audi Sport han realizado un trabajo perfecto. Si en Nueva York no fuimos tan fuertes, aquí en Montreal, el mejor circuito de la Fórmula E, hemos sido muy rápidos desde el principio”.

Lucas di Grassi es el tercer campeón en la primera serie de carreras de monoplazas eléctricos del mundo, con una suma total de seis victorias y 20 podios en 33 carreras. El piloto ha conseguido dos victorias, tres pole position y siete podios en las doce carreras disputadas en la temporada 2016/2017.

“Para mí, Lucas di Grassi es actualmente el piloto más completo en la Fórmula E”, comentó Dieter Gass, director de Audi Motorsport. “Lo que demostró en Montreal el sábado fue simplemente algo fantástico. Probablemente no había mucha gente que, tras la carrera de Nueva York, pudiera pensar que podría volver a pelear por el título. Pero Lucas nunca se dio por vencido, motivando continuamente al equipo. Todos, liderados por Hans-Jürgen Abt y Thomas Biermaier, realizaron un trabajo excepcional. Y Daniel Abt, que no había desarrollado todo su potencial este año, también mostró su fortaleza en Montreal. Ha sido una gran final y una buena semana para la Fórmula E. Que, tras el anuncio de BMW, Mercedes-Benz y Porsche vayan a seguirnos en esta competición subraya la creciente importancia que están tomando las carreras de vehículos completamente eléctricos. Estoy deseando que se inicie una nueva temporada de la Fórmula E en Hong Kong en diciembre, que abrirá un nuevo capítulo en la historia de Audi con nuestra entrada de forma oficial como fabricante en la competición. Con ABT y Schaeffler como socios, estamos en una posición muy buena ante una competencia cada vez más dura”.