La principal fábrica de SEAT cumple 25 años

La fábrica de SEAT Martorell cumplió 25 años, en esta se han producido casi 10 millones de vehículos de un total de 39 modelos y versiones diferentes.

En 1993, SEAT trasladó la producción de la antigua planta de la Zona Franca en Barcelona a Martorell, la cual cuenta con una superficie total de 2,800,000 metros cuadrados. En la actualidad se fabrican alrededor de 2,300 autos al día, lo que supone en torno a un 95% de la capacidad de utilización de la planta. Con más de 455,000 vehículos fabricados en 2017, desde 2009 la producción en Martorell creció más del 50% y es la planta que produce más automóviles en España (el segundo país fabricante en Europa y el octavo a nivel mundial) y una de las de mayor volumen en Europa.

“Hablar de Martorell es hablar de progreso y de crecimiento. Es nuestro emblema de producción, por lo que estamos muy satisfechos de celebrar estos 25 años desde su inauguración”. Luca de Meo también subrayó la importancia de “cumplir 25 años en uno de los mejores momentos de la planta gracias a los nuevos modelos que hemos lanzado (Ibiza y el Arona), a la inversión en I+D, a la calidad de nuestros vehículos y, sobre todo, gracias a los empleados, que desempeñan su trabajo con compromiso e ilusión” comentó Luca de Meo, presidente de SEAT.

Martorell arrancó en 1993 con la segunda generación del Ibiza y el Córdoba, que fueron los primeros vehículos en salir de las líneas, a un ritmo de 1,500 unidades diarias. Durante estos 25 años se fabricaron prácticamente todos los modelos de la marca: desde el Toledo hasta el nuevo Arona, pasando por la furgoneta Inca, el Arosa, el Altea o las sucesivas generaciones del Ibiza y del León.

Martorell produce también para otras marcas del Grupo Volkswagen. En el periodo 1995- 2003 fabricó los modelos Polo y Caddy y, en 2011, inició la producción del Audi Q3, el primer auto premium fabricado en España, que cederá su espacio a la nueva generación del Audi A1 en el segundo semestre del año.

Desde 2011, la fábrica de Martorell cuenta con el Plan Ecomotive Factory, orientado a optimizar los recursos de la marca, a la vez que limita el impacto medioambiental de la producción con el objetivo de tener una fábrica eficiente, sostenible y respetuosa con el medioambiente. Este plan, que proyectaba reducir en un 25% los principales indicadores en el proceso productivo antes de 2018, cumplió los objetivos antes de lo previsto y prevé llegar hasta un 50% en 2025.