La tecnología más avanzada en el FORD GT

El nuevo Ford GT toma la adrenalina de la pista para llevarla a las carreteras. El modelo está equipado con más de 50 sensores que sirven para monitorizar el rendimiento y comportamiento del vehículo en el entorno externo y las respuestas del conductor, con el fin de brindar una experiencia de conducción optimizada, junto a la comodidad de un turismo.

Estos sensores procesan información en tiempo real sobre datos que van desde la posición de los pedales, el volante y el alerón trasero desplegable hasta la humedad ambiental y los niveles de brillo solar.

Los datos son procesados por más de 25 sistemas de computación a un ritmo de 100 GB (el equivalente a descargar 25.000 canciones por hora).

“Los sofisticados sistemas de computación del Ford GT trabajan mano a mano con la arquitectura de competición del modelo para mejorar su rendimiento y también para ofrecer una mayor versatilidad y flexibilidad”, comentó  Dave Pericak, director global de Ford Performance. “Al monitorizar constantemente respuestas, cargas de vehículo y entorno y ajustar el perfil y las respuestas del coche a medida, el Ford GT es tan estable y sensible a 300 km/h como a 30 km/h”.

Algunos de estos sistemas y sensores del Ford GT ayudan a controlar el rendimiento del motor, el sistema eléctrico de estabilidad, la amortiguación con suspensión activa derivada de F1 y la aerodinámica activa , que se ajustan continuamente dependiendo de las necesidades, haciendo posible unas prestaciones óptimas en cualquier escenario de conducción.

Otras facilitan la comodidad y confort tanto en la carretera como en el circuito, incluyendo el sistema de comunicación SYNC 3 de Ford y el climatizador con control automático.

Además de estar centrado en ofrecer la mejor experiencia de competición, el Ford GT también brindará las características comunes de los otros modelos de la gama Ford.

Se incorporará la tecnología llamada Ford Easy Fuel, el cual permite un repostaje más fácil que ayuda a evitar que se utilice el combustible equivocado en el motor de gasolina EcoBoost V6 de 3.5 litros con 647 CV

“Desarrollamos las versiones del Ford GT para circuito y carretera a la vez, y eso llevó a algunas soluciones de ingeniería creativas, tales como la jaula antivuelco totalmente integrada de la versión de carretera que también cumple con los estándares de seguridad en carrera de la FIA añadiendo tan solo un pequeño número de elementos”, ha afirmado Pericack. “Desde el turbo a los posavasos, cada pieza del Ford GT ha sido desarrollada con la experiencia de conducción como punto de partida”.