Toyota reveló su estrategia a futuro durante el Gran Concurso Internacional de la Elegancia

Toyota estuvo presente en el Gran Concurso Internacional de la Elegancia, en donde se exhibieron más de  400 automóviles seleccionados.

Por su parte, Toyota mostró los modelos de su catálogo actual (Corolla, Sienna, Land Cruiser, Tacoma, Sequoia y Rav4), así como sus recientes lanzamientos C-HR, el primer mini SUV de la marca en México y Prius C, el primer híbrido subcompacto hatchback que hace más accesible esta tecnología.

“Estamos viviendo un momento histórico; una era de transformación, en la que la tecnología juega un papel importantísimo en nuestro futuro. Hoy somos testigos de realidades que cuando éramos niños solo veíamos en caricaturas o películas de ciencia ficción, como lo son los vehículos impulsados por energías alternativas o de conducción autónoma”, comentó Alda Durand, Gerente de Marketing Toyota Motor Sales México.

Han pasado 20 años desde que Toyota lanzó Prius, el primer híbrido de la marca, con el cual en 2010 se logró posicionar como referente y líder de la tecnología híbrida, alcanzando la aceptación y el gusto del consumidor.

“Prius C llego al mercado mexicano, a consolidar y reforzar nuestro posicionamiento en tecnología híbrida, haciéndola aún más accesible, además de convertirse en el primer subcompacto hatchback híbrido en el país; obteniendo una gran respuesta por parte de los consumidores, se han comercializado más de mil unidades en este corto tiempo”, finalizó Alda Durand, Gerente de Marketing Toyota Motor Sales México.

Toyota Motor Corporation está comprometido con el medio ambiente, orgullosamente alcanzaron la meta de comercializar más de 1.52 millones de unidades de trenes motrices electrificados en todo el mundo durante 2017, 8% más que en 2016, logrando así uno de los objetivos del Reto Medioambiental 2050 de Toyota.

 Y como parte de esta visión del futuro, Toyota compartió que durante los Juegos Olímpicos 2020 en Tokio, estarán mostrando una flota de autobuses automatizados, los cuales podrán comprobar su desempeño de auto-conducción a través de calles estrechas y sinuosas, así como calles anchas, rectas y con un tráfico relativamente descongestionado, donde estos vehículos podrán ser probados en su hábitat natural.