Autos

CUPRA: La Odisea eléctrica en primera persona

CUPRA: La Odisea eléctrica, en primera persona

A las puertas de la segunda etapa de la Extreme E racing series, el equipo ABT CUPRA XE se preparó para el reto de la arena mojada en Lac Rose, Senegal, del 29 y 30 de mayo.

Después del debut en Arabia Saudí del 3 y 4 de abril, la expedición tuvo unas semanas para reponer fuerzas y estrategias. El piloto y embajador de CUPRA Mattias Ekström y el responsable de CUPRA Racing, Xavi Serra, aprovecharon para visitar el podcast de CUPRA, The Impulse, y hablar de esta nueva competencia off-road de SUV eléctricos y de su importancia para la concientización sobre los efectos del cambio climático.

Valores compartidos

CUPRA fue la primera marca automotriz en anunciar su participación, uniendo esfuerzos con ABT Sporsline como principal socio del equipo y con los experimentados Mattias Ekström y Claudia Hürtgen como pilotos.

Durante el podcast, Serra explicó el motivo de esta rápida decisión: “Hay tres valores que desde CUPRA compartimos por completo con Extreme E, que son la movilidad eléctrica, la igualdad de género y la sostenibilidad”.

Este último atributo está profundamente arraigado en el carácter de la marca: “CUPRA es una marca contemporánea nacida en el siglo XXI, por lo que desde un principio adoptamos la sostenibilidad como uno de nuestros principales valores fundamentales”. 

La reinvención del motorsport

Ekström hizo hincapié en la dificultad de los terrenos elegidos y, sobre todo, en su simbolismo: “No hay una pista por donde conducir, lohacemos en lugares que han sufrido por el cambio climático y creo que es algo a lo que tenemos que acostumbrarnos”, comenta.

Y añade: “El motorsport está cambiando lentamente y pienso que en Extreme E llevan la comunicación y aquello que quieren representar un paso más allá”. Aparte de la competencia, el objetivo es potenciar esta concientización y llevar a cabo acciones que permitan paliar su avance, de la mano de científicos que acompañan a las expediciones. “Extreme E es algo que no se había visto hasta ahora”, comenta Serra.

Arabia Saudí, el primer reto

Haciendo balance de la primera etapa, para Ekström, el paisaje arenoso de Arabia Saudí era conocido. Ya había probado rodar a toda velocidad por otros desiertos cuando participó hace años en el Dakar. Pero ahora estaba ante otro tipo de reto. Según el piloto, la primera etapa de Extreme E fue “una de las carreras más duras en este tipo de entorno”, lo que la hace “realmentegenial y aún más emocionante”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.