Autos

VAM: la marca mexicana de autos que hizo historia ¿la recuerdas?

Vehículos Automotores Mexicanos VAM

Hoy en día es muy común que algunas marcas venden licencias para que otras produzcan sus autos para algún mercado que no les es tan favorable, así lo hemos visto con algunos fabricantes chinos, pero, en algún momento eso pasó en México.

Entre 1946 y 1989 existió una marca mexicana que producía sus propios autos -o algo por el estilo- misma que llevaba el nombre de VAM (Vehículos Automotores Mexicanos), misma que tenía modelos que para quienes crecieron entre los años 70 y 80, seguramente les sonarán bastante.

Pero cómo es que surge una marca mexicana si existe aquel nefasto Tratado de Bucareli (leyenda o no) que impide a México crear tecnología de punta. Bueno, primero no hay pruebas de que eso sea cierto y después, porque en 1946 la Sociedad Mexicana de Crédito Industrial (Somex) funda una distribuidora de Willys-Overland, llamada Willys Mexicana para vender productos Jeep en México.

Willys era propiedad de AMC (American Motors Company), así que de forma natural, Willys Mexicana logra un acuerdo para armar y distribuir los productos de AMC en México, lo que no suena nada fuera de lo que hoy vemos con cualquier marca que ensamble en México.

Sin embargo la cosa fue a más porque VAM decidió que lo que vendería en México serían sus propias versiones o rediseños de los autos de AMC, por lo que de inmediato surgieron el Rambler America y el Rambler Classic que no era sino la versión mexicana del AMC Rebel y el AMC Javelin, respectivamente.

Después los AMC Hornets serían rediseñados por VAM en México y tomarían nombres como Rambler American y Rambler American Rally, aunque para 1975, le quitaron el “Rambler”. De la misma forma se hicieron versiones mexicanas de Gremlins, Javelins y Pacers que conservaron sus nombres, pero cambiaron ligeramente su estética para bajar costos.

La profunda crisis de inicios de los años 80, la peor que ha tenido México, forzó que Somex vendiera VAM a Renault, con lo que la aventura de la marca mexicana simplemente se acabó con más de 270 mil autos vendidos.

Por cierto, su última obra de los ingenieros de VAM que data de 1982 fue uno que aún vemos en las calles, la Jeep Cherokee.

Sin embargo, el gobierno mexicano absorbió a Somex y Willys Mexicana fue renombrada como Vehículos Automotores Mexicanos, S.A. (VAM), eso sí, permitiendo una participación de AMC al 40 por ciento, con lo que la nueva marca mexicana tenía la licencia de producción y venta de marcas de AMC como Eagle, Jeep e incluso parte de Chrysler y Renault.

Con información de infomación de autoblogmexico.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.