Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Balatas: Elementos fundamentales en el sistema de frenado

23 May 2024
Compartir
Balatas: Elementos fundamentales en el sistema de frenado
Foto: Freepik

El sistema de frenado de nuestro vehículo es uno de los más importantes para la seguridad en la carretera; y uno de los componentes fundamentales en este sistema son las balatas. Estos elementos juegan un papel crucial en el funcionamiento eficaz de los frenos.

En esta ocasión, te presentamos una guía informativa con todo lo que necesitas saber sobre estos componentes, desde su función hasta cómo mantenerlas en óptimas condiciones.

Balatas Wagner: Una opción segura y comprobada para nuestros frenos

Qué son y cuál es su función

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

También conocidas como pastillas de freno, son los componentes del sistema de frenado que se encargan de detener nuestro vehículo. Están ubicadas entre los discos de freno (o tambores) y las ruedas, y se activan cuando se presiona el pedal del freno.

Estos elementos funcionan a través de fricción. Cuando se aplica presión sobre el pedal de freno, se activa un mecanismo que empuja las balatas contra el tambor o el disco; esta fricción genera la fuerza necesaria para reducir la velocidad del vehículo, convirtiendo la energía cinética en calor.

Las pastillas están diseñadas para soportar altas temperaturas y fricción constante, pero con el tiempo se desgastan y necesitan ser reemplazadas para mantener la eficacia del sistema de frenos.

Balatas y frenos
Elementos indispensables para los frenos. Foto: Freepik

Tipos de balatas

En el mercado actual, podemos encontrar diferentes tipos de pastillas de freno que se adaptan a las necesidades y características de cada vehículo:

  • Cerámicas: Están hechas de de fibra de vidrio y un polímero sintético, ligero y muy resistente llamado aramida, lo que las hace más duraderas y menos propensas a generar polvo de freno. También tienden a ser más silenciosas.
  • Semi-metálicas: Están compuestas por una mezcla de materiales como metal, hierro, cobre y otros compuestos, lo que les otorga una buena capacidad de disipación del calor y resistencia al desgaste.
  • Orgánicas: Fabricadas con materiales orgánicos como celulosa, resinas, caucho y otros compuestos. Suelen ser más suaves, generar menos ruido y vibración, pero tienden a desgastarse más rápido.
  • Carbono-cerámica: Ofrecen un rendimiento de frenado superior, resistencia al calor y una vida útil más larga en comparación con los demás tipos.

Señales para reemplazarlas

Existen algunas señales que indican que es momento de reemplazar nuestras balatas:

  • Ruido al frenar: Uno de los signos más evidentes es cuando se escucha un chirrido o chillido al frenar. Esto puede deberse a que el material de fricción se ha desgastado y el metal de la pastilla está rozando contra el disco de freno.
  • Luz de advertencia de frenos en el tablero: Muchos vehículos modernos están equipados con sensores que alertan al conductor cuando las pastillas están desgastadas. Si esta luz se enciende, es importante revisar el estado del sistema de frenos lo antes posible.
  • Vibración al frenar: El desgaste irregular puede causar vibraciones en el volante o en el pedal al aplicar los frenos.
  • Mayor distancia de frenado: Si notas que el vehículo tarda más en detenerse al frenar, es posible que las pastillas estén desgastadas y necesiten ser reemplazadas.
  • Inspección visual: En muchos casos, simplemente inspeccionar visualmente a través de las ruedas puede revelar el nivel de desgaste. Si el material de fricción está muy delgado, es hora de reemplazarlas.
  • Ralladuras en el disco de freno: El desgaste excesivo puede provocar daños en el disco de freno, visibles en forma de surcos o ralladuras en su superficie.

Mas allá de estos signos de advertencia, es recomendable cambiar las pastillas cada 40,000 o 50,000 kilómetros, además de revisar su estado frecuentemente.

Balatas desgastadas
Es muy importante atender a las señales de desgaste evidentes. Foto: Depositphotos

Cómo elegir las balatas adecuadas

Al momento de reemplazar tus pastillas de freno, es crucial seleccionar las que sean específicas para tu modelo de vehículo. Factores como el año, marca, modelo y versión del auto determinarán qué pastillas son las más apropiadas.

Puedes consultar el manual del propietario de tu vehículo o acudir a un taller de confianza para que te asesoren correctamente. Asegúrate de elegir pastillas que cumplan con las especificaciones del fabricante, ya que esto garantizará un ajuste perfecto y un rendimiento óptimo.

Las marcas más reconocidas y confiables

En el mercado de repuestos automotrices, existen varias marcas de balatas que se destacan por su calidad y confiabilidad. Algunas de las más reconocidas son:

  • Brembo: Reconocida por su calidad inigualable en la fabricación de sistemas de frenos para vehículos de diversas aplicaciones.
  • Akebono: Destacada como uno de los principales fabricantes a nivel global, y conocida por su alta fiabilidad y popularidad.
  • Raybestos: Reconocida firma que forma parte de las 20 principales marcas de pastillas OE/OEM.
  • Bosch: Una marca bien establecida en el mercado que ofrece una amplia gama de productos para sistemas de frenos.
  • ACDelco: Destacada como una de las principales marcas de pastillas, y reconocida por su calidad y desempeño en el mercado de repuestos automotrices.

Estas marcas cuentan con años de experiencia en la fabricación de componentes para frenos y se esfuerzan por ofrecer productos que cumplan con los más altos estándares de seguridad y rendimiento. Optar por una de estas marcas te brindará la tranquilidad de contar con un sistema de frenado confiable.

Frenos Brembo
Brembo es la marca más prestigiosa en la actualidad. Foto: Depositphotos

Consejos de mantenimiento

Para mantener tus balatas en buen estado y prolongar su vida útil, sigue estos sencillos consejos:

  • Realiza revisiones periódicas al menos cada 6 meses o 10,000 kilómetros.
  • Evita conducir de manera agresiva, con frenadas bruscas o aceleraciones repentinas.
  • Mantén tus neumáticos en buen estado y con la presión adecuada.
  • Haz un seguimiento del historial de mantenimiento de tu vehículo.
  • Utiliza pastillas de calidad y que cumplan con las especificaciones de tu automóvil.
  • Evita conducir con las pastillas desgastadas, reemplázalas a tiempo.

Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de un sistema de frenado seguro y eficiente, prolongando considerablemente la vida útil de todos los componentes.

Cambio de balatas: Una guía completa y los pasos a seguir

Las balatas son un elemento fundamental para la seguridad y el rendimiento de nuestro sistema de frenado. Conocer su función, los tipos disponibles, y cuándo reemplazarla, nos ayudará a mantener nuestro vehículo en óptimas condiciones y a disfrutar de una conducción más segura. Recuerda que la seguridad en la carretera es lo más importante, y nunca será demasiada prevención para cuidar de nuestra integridad.

Te recomendamos
Eduardo Olguín
Eduardo Olguín Redactor Digital

Periodista digital y creador audiovisual, en constante búsqueda de aprendizaje, porque nunca se deja de ser estudiante. Escribo sobre el fascinante mundo del motor para Auto Show.

Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!