Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Chicote de acelerador: tipos, cambio y mantenimiento

07 Jun 2024
Compartir
<strong>Chicote de acelerador: tipos, cambio y mantenimiento</strong>

El chicote de acelerador, también conocido como cable de acelerador, es un componente esencial en los vehículos. Su función principal es transmitir el movimiento desde el pedal del acelerador hasta el cuerpo de aceleración del motor, permitiendo que el conductor controle la velocidad del vehículo.

Este cable está compuesto por un revestimiento exterior y un cable interior que se mueve dentro de él. Cuando presionas el pedal del acelerador, el cable interior se mueve y transmite esta acción al cuerpo de aceleración, abriendo el flujo de combustible y aire para aumentar la velocidad del motor.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

Es importante mantener el chicote de acelerador en buen estado, ya que un problema con este componente puede afectar significativamente el rendimiento y la seguridad de tu vehículo.

Tipos de chicote de acelerador

Existen diferentes tipos, cada uno diseñado para adaptarse a las características y necesidades específicas de los vehículos:

  1. Chicote de acelerador mecánico: Este es el tipo más común y tradicional. Consta de un cable de acero recubierto que se mueve dentro de un revestimiento de plástico o metal.
  2. Chicote de acelerador electrónico (drive-by-wire): En lugar de un cable mecánico, este tipo utiliza sensores electrónicos para transmitir la señal del pedal del acelerador a la unidad de control del motor. Es más común en vehículos modernos.
  3. Chicote de acelerador hidráulico: Utiliza un sistema hidráulico para transmitir el movimiento del pedal del acelerador al cuerpo de aceleración. Este tipo es menos común en vehículos de uso cotidiano.
  4. Chicote de acelerador con sistema de control de crucero: Algunos modelos de vehículos incorporan un cable de acelerador que también permite el control de la velocidad de crucero.
Tipos de chicote de acelerador

¿Cuándo debes cambiar el chicote de acelerador?

El chicote de acelerador es un componente que está sujeto a desgaste y deterioro con el uso. Aquí te presentamos algunas señales que indican que es hora de reemplazarlo:

  • Dificultad para presionar el pedal del acelerador: Si notas que el pedal se siente duro o que cuesta más presionarlo, puede ser un signo de que está desgastado o atascado.
  • Respuesta lenta del motor: Si el vehículo tarda más de lo normal en responder cuando pisas el acelerador.
  • Vibración o sacudidas en el pedal del acelerador: Si el pedal del acelerador se siente inestable o vibra, puede ser un indicio de que el cable de acelerado necesita ser reemplazado.
  • Ruidos extraños: Si escuchas chirridos, crujidos o chasquidos provenientes del área del pedal del acelerador, es una señal de que el chicote está desgastado.
  • Recorrido excesivo del pedal del acelerador: Si el pedal del acelerador tiene un recorrido más largo de lo normal.

Como regla general, se recomienda revisar y cambiar el chicote de acelerador cada 50,000 a 100,000 kilómetros, o según las recomendaciones del fabricante de tu vehículo.

Guía básica para conocer las autopartes esenciales de un coche

Síntomas de un cable de acelerador desgastado o roto

Existen otras señales que pueden indicar que necesita ser reemplazado:

  • Dificultad para mantener una velocidad constante: Si notas que el vehículo tiende a acelerar o desacelerar de manera irregular.
  • Falta de respuesta del motor: Si el motor no reacciona como deberías al pisar el acelerador.
  • Problemas de arranque: En algunos casos, un chicote de acelerador desgastado puede dificultar el arranque del vehículo.
  • Consumo de combustible elevado: Un chicote en mal estado puede causar un aumento en el consumo de combustible, ya que el motor no funciona de manera eficiente.

Pasos para cambiar el chicote de acelerador

Si has detectado que es necesario reemplazarlo, aquí te presentamos los pasos a seguir:

  1. Desconecta la batería: Antes de comenzar, asegúrate de desconectar el terminal negativo de la batería para evitar cualquier riesgo eléctrico.
  2. Localiza el chicote de acelerador: Identifica la ubicación del chicote en tu vehículo. Generalmente, se encuentra cerca del pedal del acelerador o en el compartimiento del motor.
  3. Desconecta el chicote antiguo: Sigue las instrucciones del manual de servicio de tu vehículo para desconectarlo correctamente. Esto puede implicar soltar abrazaderas, quitar tornillos o desacoplar conectores.
  4. Instala el nuevo chicote de acelerador: Colócalo en su posición y conéctalo siguiendo las instrucciones del fabricante. Asegúrate de que esté correctamente alineado y sujeto.
  5. Ajusta la tensión: Ajusta la tensión del nuevo cable de acelerador según las especificaciones del fabricante. Esto es crucial para garantizar un funcionamiento suave y preciso.
  6. Realiza una prueba de funcionamiento: Reconecta la batería y pon en marcha el vehículo. Verifica que el pedal del acelerador funcione correctamente y que el motor responda de manera adecuada.
  7. Realiza una alineación del acelerador: Si tu vehículo lo requiere, realiza una alineación del acelerador para asegurarte de que el pedal y el cuerpo de aceleración estén sincronizados.
  8. Desecha el chicote antiguo de manera adecuada: Una vez finalizado el reemplazo, asegúrate de desechar el chicote de acelerador antiguo de manera responsable, siguiendo las normas y regulaciones locales.

Herramientas necesarias para el reemplazo

  • Juego de llaves fijas y de boca
  • Alicates de punta
  • Destornilladores de diferentes tamaños
  • Llave de tubo o de vaso
  • Lubricante específico para cables de acelerador
  • Trapo limpio y desengrasante

Asegúrate de tener a mano todas estas herramientas antes de comenzar el proceso de reemplazo. De esta manera, podrás realizar el trabajo de manera más eficiente y segura.

¿Cuánto cuesta reemplazar?

El costo de reemplazo puede variar dependiendo de varios factores, como:

  • Modelo y año del vehículo: Los vehículos más modernos o de gama alta suelen tener chicotes de acelerador más costosos.
  • Tipo de chicote de acelerador: Los chicotes electrónicos o con sistema de control de crucero suelen ser más caros que los modelos mecánicos.
  • Marca y calidad del repuesto: Los repuestos de marcas originales o de alta calidad tendrán un mayor costo que los de marcas genéricas.
  • Mano de obra: El costo de la mano de obra del mecánico para realizar el reemplazo también influye en el precio final.

Es importante que consultes con un taller o concesionario de confianza para obtener un presupuesto más preciso para tu vehículo.

Mantenimiento del chicote de velocidad

Mantenimiento del chicote

Para prolongar la vida útil de tu cable de acelerador, es importante realizar un mantenimiento adecuado. Aquí te ofrecemos algunos consejos:

  • Inspección regular: Revisa periódicamente el chicote en busca de signos de desgaste, como grietas, dobleces o daños en el revestimiento.
  • Lubricación: Aplica un lubricante especializado para cables de acelerador en los puntos de contacto y pivotes. Esto ayudará a reducir la fricción y el desgaste.
  • Evita tensiones y dobleces excesivos: Asegúrate de que no esté sometido a tensiones o dobleces que puedan causar desgaste prematuro.
  • Protección contra la humedad: Mantenlo alejado de fuentes de humedad, como fugas de líquidos o salpicaduras de agua, para evitar la corrosión.
  • Reemplazo preventivo: Sigue las recomendaciones del fabricante sobre el reemplazo periódico, incluso si no has detectado problemas.

Accesorios para carros que cuidan de tu seguridad

Consejos para prolongar la vida útil del chicote de acelerador

Además de los pasos de mantenimiento mencionados anteriormente, aquí te ofrecemos algunos consejos adicionales para cuidar y prolongar la vida útil de tu cable de acelerador:

  • Evita cargas excesivas.
  • Evita rozamientos con otras piezas del vehículo.
  • Realiza revisiones periódicas.
  • Sigue las recomendaciones del fabricante.
  • Evita la exposición a altas temperaturas, como el escape del motor.

Recomendaciones finales

El chicote de acelerador es un componente crucial en el funcionamiento de tu vehículo, y es importante mantenerlo en buen estado para garantizar un rendimiento óptimo y una conducción segura.

Recuerda estar atento a los síntomas de un desgaste o rotura, si notas alguno de estos signos, no dudes en reemplazarlo lo antes posible. Así como mantener el chicote de acelerador en buen estado para disfrutar de una conducción segura, eficiente y confiable. ¡Cuida de tu vehículo y disfruta de una experiencia de manejo excepcional!

Te recomendamos
Foto perfil de Tania Roldan
Tania Roldan tania.roldan

Amante de las narrativas. Considero que todo lo que nos rodea tiene alguna historia única, al conocerlas nos brindan sabiduría, reflexión y sentimientos.

Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Lineas autoshow
¿Qué tema te interesa?
chicotes Mantenimiento vehículos